Por fin llegó... para quedarse

"En la parte superior de la hoja decía: Tribut Metropolità, y un poco más abajo pude leer un importe de más de 200 euros", escriu el lector

Hoy mi buzón estaba desbordado de papeles. Al abrirlo, las fotos de varios candidatos han caído al suelo. “Vaya, ya están aquí” —he pensado—, y cuando me disponía a tirarlos a la papelera, me he dado cuenta de que había una especie de sobres, perfectamente doblados, con mi nombre y dirección. En estos sobres aparecía un anagrama que no conocía. Eran las letras AMB. He fijado la vista y al lado estaba la explicación: Área Metropolitana de Barcelona. Al ver que el formato era idéntico al que envían para cobrar el IBI, he cortado los extremos perforados y el misterio ha sido desvelado. En la parte superior de la hoja decía: Tribut Metropolità, y un poco más abajo pude leer un importe de más de 200 euros; entonces yo, que soy muy listo, he pronunciado la palabra “¡Eureca! esto es el nuevo impuesto de la T-10”.

 

Ya han pasado de las palabras a los hechos: han puesto un nuevo impuesto (injusto a todas luces) de movilidad a los inmuebles que no se pueden mover, pero que siempre tienen un propietario que es el que paga y, muchas veces, ni viaja a Barcelona ni le llega con la pensión a fin de mes. Esta es la otra cara de la moneda que nuestras alcaldesas y concejales no nos querían explicar. Los unos pusieron un contencioso, para lavarse la cara, y los otros lo han retirado sin decir por qué. Todos se ponían la medalla de la reducción del 50% de la T-10. Ahora es el tiempo de pagar y callar, sin rechistar. 

El Sr. Ignasi Gairin, en el pasado TOT, no se podía creer que no hubiese una gran manifestación delante del Ayuntamiento. A mí no se me pasa por la cabeza que la pueda haber: las cuestiones sociales en Sant Cugat no movilizan ni a las hojas de los árboles en otoño. Como no encuentro formas de desahogarme, escribo esto al TOT Sant Cugat; porque, siempre, siempre, tendremos derecho al pataleo.

 

 
Comentaris (1)
Maria Jose Fa 3 dies
Tienes toda la razon del mundo Jesus. Voy 4 veces a Barcelona en tren y no me compensa. Trabajo a media jornada, pago hipoteca y tenemos la mania de comer 3 veces al año. Solo ponemos la calefaccion si la temperatura baja a 6 grados, es decir, pasamos frio pero habiendo pagado el Ibi me llega un recargo para este año ya pagado. La vida es una .......